domingo, 23 de julio de 2017

¿Cuál es el Mensaje sobre el Reino que Contiene la Parábola del Trigo y la Cizaña? (Mt 13, 24-43)

imagen tomada de www.cristonautas.com
Las parábolas que aparecen en esta sección de Mateo no son cuentecillos para entretener al auditorio, sino un modo particular de seguir anunciando el mismo mensaje que ocupa toda la predicación de Jesús. Por eso, la pregunta que debíamos responder era ésta: ¿De qué tema hablan las parábolas de Jesús?: En efecto, casi todas las parábolas que hemos leído están encabezadas por la misma frase: "Sucede con el Reino de los Cielos..." (Mt 13,24.31.33.44.45.47). Queda claro, por tanto, que estas comparaciones o breves relatos le servían a Jesús para hacer ver a sus oyentes el modo en que Dios actúa sobre la historia humana. Son parábolas del Reino.

Las siete parábolas reunidas en el capítulo 13 de Mateo no han sido colocadas en este lugar por casualidad. En secciones anteriores vimos ya que Jesús hace presente el Reino con sus palabras y sus obras (Mt 4,17-11,1), si bien ese anuncio choca frontalmente con la oposición de sus adversarios (Mt 11,2-12,50). En este punto, las parábolas, con su lenguaje aparentemente sencillo, constituyen un último intento para procurar que el misterio del Reino de los Cielos sea acogido por quienes lo rechazan. La realidad, en cambio, demostrará la dureza de su corazón y su resistencia a la conversión (Mt 13,10-17).


La parábola del trigo y la cizaña sólo se encuentra en el evangelio de Mateo. En ella tenemos un precioso ejemplo de ese modo tan característico que Jesús utilizaba para hablar del reinado de Dios. Para entender las parábolas de Jesús es importante tener en cuenta que su intención no es enseñar, sino provocar la reflexión y la toma de postura frente a la persona y el mensaje del Maestro.

Como suele ser habitual, la parábola comienza narrando una escena de la vida cotidiana que podía resultar familiar a la gente que rodeaba a Jesús. Sembrar con mala simiente el campo del vecino era una forma de perjudicarle. Cuando los siervos advierten el desastre, se extrañan mucho y acuden a su patrón en busca de una posible explicación. Si la sementera había sido hecha con semilla de buena calidad, ¿cómo es posible que el campo esté ahora lleno de cizaña?

El amo responde como quien conoce bien el origen de la fechoría. Sabe que el culpable ha sido un enemigo suyo. La reacción de los criados es la que cabría esperar. Pretenden ir enseguida a arrancar las malas hierbas y le piden permiso a su señor. Pero el dueño del campo, inesperadamente, se lo impide, no sea que, al querer acabar con la cizaña, se lleven por delante también el trigo. A pesar del perjuicio que eso pudiese ocasionar de cara al rendimiento óptimo de la cosecha, el patrón prefiere esperar, y ordena dejar que crezcan juntos hasta el momento en que las espigas estén bien granadas y no haya posibilidad de confundirlos. Entonces será el momento adecuado para separar el uno de la otra.

En esta salida tan inesperada y aparentemente poco razonable del propietario del campo se encuentra, sin duda, el elemento más llamativo de la parábola. A la lógica humana reflejada en la impaciencia de los campesinos se contrapone la lógica divina, personificada en la paciencia y prudencia del patrón.

No sabemos en qué situación concreta fue contada esta parábola, pues el evangelio de Mateo no nos lo dice. Lo cierto es que, en aquel tiempo, mucha gente esperaba ansiosamente que el Mesías instaurase gloriosamente su Reino después de aniquilar totalmente el mal de este mundo. Por eso había quienes pensaban que Jesús reuniría en torno a sí una comunidad de puros y de santos donde los malvados e impíos no tuviesen lugar. Pero su costumbre de comer y tratar con los pecadores desmintió estas expectativas. Por medio de esta parábola, da a entender que todavía no ha llegado la hora del juicio de Dios, que es el único que tiene derecho a sentenciar de qué parte está cada uno. Mientras tanto, el Reino está abierto a todos, puesto que todavía hay tiempo para la conversión. La paciencia divina puede hacer el milagro de que lo que parecía cizaña se revele finalmente como trigo.

Este sencillo relato hace ver que el Reino de los Cielos está ya presente en medio de las realidades negativas de este mundo. La historia es un campo en el que se mezclan el bien y el mal. Pero nadie tiene derecho a ponerse en el lugar de Dios, ni puede apresurarse a juzgar lo que pertenece al Reino y lo que no, no sea que se cometa un error irreparable confundiendo las "malas hierbas" con el "trigo limpio", o viceversa. Sólo el tiempo pondrá las cosas en su lugar. Al final, cuando llegue la siega, es decir, el juicio divino (Jn 4,13; Mt 3,12), cada cual habrá dado su fruto y entonces podrán separarse sin posibilidad de error (Mt 25,31-46).

Quizá podría objetarse que, en este caso, no es necesario esforzarse en buscar el significado de una parábola que el mismo Jesús interpreta en Mt 13,36-43. Pero no hay que dejarse llevar por las apariencias. Los estudiosos piensan que estas  xplicaciones no fueron pronunciadas originalmente por él. Serían más bien obra del evangelista, que, posteriormente, habría adaptado su mensaje teniendo en cuenta la problemática de su comunidad, en la que también se mezclaban las realidades positivas con las negativas. Del mismo modo, nosotros podemos leerlas y aplicarlas hoy a la situación de la Iglesia, que no es una agrupación de hombres y mujeres perfectos, sino un campo en el que siguen creciendo juntos el trigo y la cizaña.

GUÍA DE LECTURA

"Dejad que crezcan juntos hasta el tiempo de la siega" Antes de comenzar, buscamos Mt 13,24-30

• Ambientación
A pesar del rechazo, Jesús sigue anunciando la Buena Noticia utilizando todos los medios que están a su alcance, incluidas las parábolas. En estas narraciones, a primera vista ingenuas, pero cargadas de un profundo significado, se nos revela el misterio del Reino y se nos invita a tomar postura frente al novedoso mensaje sobre Dios que en ellas se contiene.

Miramos nuestra vida
A todos nos gustaría vivir en un mundo perfecto donde el mal pudiese ser arrancado de raíz. Pero la experiencia nos enseña que el bien y el mal conviven codo a codo en cada persona, en cada grupo, en cada institución... A veces se reconocen a simple vista, pero otras están tan íntimamente ligados que cuesta distinguirlos con facilidad. Nada ni nadie es tan malo que no tenga cosas buenas... y al revés. En cambio, casi siempre juzgamos demasiado deprisa y no sabemos distinguir el "trigo limpio" que crece entre las "malas hierbas", o viceversa.

- ¿Qué sientes cuando ves que dentro de ti o en la realidad que nos rodea el mal y el bien se mezclan tan estrechamente?
- ¿Te has equivocado alguna vez al juzgar a otras personas o situaciones? Cuenta alguna experiencia que hayas tenido.

Escuchamos la Palabra de Dios.

La parábola que vamos a leer nos invita a desarrollar la paciencia histórica necesaria para vivir en un mundo donde el bien y el mal comparten un mismo espacio. Frente a los que desearían erradicar precipitadamente lo negativo de este mundo, Jesús advierte contra el riesgo de querer decidir demasiado pronto lo que es trigo y lo que es cizaña, lo que hace crecer y madurar el Reino y lo que lo perjudica.

• Nos preparamos para escuchar la Palabra de Dios con un momento de silencio e invocamos la presencia del Espíritu Santo.
• Un miembro del grupo proclama en voz alta Mt 13,24-30.
• Reflexionamos en silencio: cada uno vuelve a leer personalmente el pasaje y consulta las notas de su Biblia para poder entenderlo mejor.

• Respondemos entre todos a estas preguntas:

- ¿Con qué se compara el Reino de los Cielos en esta parábola?
- ¿Cómo reaccionan los siervos cuando advierten que el campo de trigo está sembrado de cizaña? ¿Por qué?
- ¿Qué les responde el dueño del campo? ¿Por qué?
- ¿Cuál de estas dos posturas parece más razonable desde la lógica humana?
- ¿Qué nos enseña esta parábola sobre Dios y su Reino?

Volvemos sobre nuestra vida

También la Iglesia y cada una de nuestras comunidades son espacios donde están presentes a la vez lo bueno y lo malo. A menudo esto nos hace sufrir, y no acabamos de entender por qué entre los que nos llamamos seguidores de Jesús ha de crecer también la cizaña. En ciertas situaciones seríamos partidarios de soluciones drásticas y tajantes que acabasen de un plumazo con ciertos escándalos y malos ejemplos. Nos cuesta dar tiempo al tiempo y hasta dudamos de que algunas personas y situaciones se puedan corregir
 ¿Cómo reaccionas cuando en la Iglesia o en tu comunidad se hace presente el mal?
¿Qué te enseña esta parábola de Jesús a la hora de enfrentarte a esas situaciones?

Oramos

Concluimos nuestro encuentro con un momento de oración, recogiendo en forma de plegaria lo que la Palabra que hemos leído y compartido nos inspire.
• Para ambientar este momento, podemos mezclar recortes de prensa o fotografías que evoquen situaciones positivas y negativas, derramando sobre ellos algunas semillas.
• Oramos personalmente.
• Expresamos comunitariamente nuestra oración.
• Acabamos cantando Anunciaremos tu Reino o recitando el salmo 126 (125): "Cuando el Señor cambió la suerte de Sión".


Fuente: El Tesoro del Escriba. Guía para una Lectura Comunitaria del Evangelio de Mateo. La casa de la Biblia

lunes, 17 de julio de 2017

Plan de Área de Educación Física

imagen tomada de
http://www.elbauldelucas.es/blog/la-importancia-de-la-educacion-fisica-en-la-escuela/
Fundamentos Lógico-Disciplinares del Área

La educación física en su devenir histórico, y en la misma construcción paulatina de la educación institucionalizada, ha estado presente de diferentes maneras y perspectivas en los procesos de estructurar un currículo abierto y flexible, con miradas permanentes a los cambios y las necesidades de los estudiantes y a las condiciones de los contextos donde estos se desarrollan.

Su actual andamiaje es producto de procesos sociales, educativos, políticos y económicos que transforman constantemente y de manera sistemática su cuerpo teórico, y que asumen prácticas diferenciadas en periodos determinados de la historia. Revisar de manera sucinta este trayecto es necesario para comprender la configuración conceptual y epistemológica del área.

Así, a inicios del siglo XIX se puede advertir una marcada tendencia al fortalecimiento del cuerpo en términos físicos, con clara orientación militar. Dando respuesta de alguna manera a las condiciones educativas y políticas del momento, en donde la rigurosidad y los esquemas corporales dirigidos y estrictos formaban ciudadanos aptos para producir económicamente y colaborar con el interés general de la Nación.

Si bien, a mediados del siglo XIX se incluye en el Decreto Orgánico de Instrucción Pública de 1871 una formación que integre el espíritu, continúa siendo fundamental y relevante el adiestramiento del cuerpo como medio de preparación para la guerra (MEN, 2002).

Además de esta alta incidencia política en la formación del cuerpo y del ser, se tuvo a inicios del siglo XX intervención de la iglesia en la educación; siendo la formación de la moral la prioridad en los procesos educativos, concibiendo una formación física que propendía a la prudencia y el acatamiento de la moralidad. Un cuerpo limitado, un pensamiento sujeto a las directrices sociales y religiosas de la época; expresiones corporales y motrices, sobre todo en el género femenino, limitadas bajo el concepto de delicadeza y pudor; vestuarios que no permitían la posibilidad de amplitud y libertad de los movimientos y mucho menos la percepción de las figuras corporales.

La Campaña de Cultura Aldeana se inició en 1934 bajo el ministerio de Luis López de Mesa y constituyó un intento ambicioso en sus planteamientos, limitado en recursos materiales, y efímero en su duración. Esta campaña contó con buena difusión y sembró grandes esperanzas en la ambición de democratizar la educación. Sus planes giraron en torno a la idea de llevar a los sectores populares nuevos hábitos y costumbres relacionadas con principios de higiene, estética, alimentación y nutrición. Se llegó a plantear la necesidad de restaurar en primer término la condición fisiológica de la población escolar, entendida como la atención al régimen alimenticio, la nutrición, la salud física y mental, lo cual se consideró como premisa para mejorar las condiciones y los ambientes para la adquisición de los conocimientos en los escolares.

El discurso presente en la década del veinte en los análisis sobre la población, plagado de determinismo geográfico y racial, empezó a ser desplazada y aunque persisten algunos de sus defensores, se abren paso nuevas explicaciones sobre los problemas sociales y educativos. Por lo tanto, se emprenden estudios y se elaboran análisis que pretendían tener sustento científico en disciplinas como la psicología experimental, la medicina, la sociología y la antropometría. La escasez presupuestal, el aumento de la población, la falta de continuidad en las políticas y en los funcionarios estatales, llevaron al distanciamiento entre los ideales enarbolados y su cobertura a nivel cuantitativo, además de la implementación de acciones que apuntaran a la solución de problemas bien definidos.

Para mediados del siglo XX se expide la Resolución 2011 de 1967, en la cual se contemplan como objetivos específicos, en el programa de Educación Física para la enseñanza media, la formación física, la actitud y formación postural, el cuidado corporal, el tiempo libre, la formación en destrezas naturales, destrezas técnicas y el ritmo. Con los decretos 088 de 1976 y 1419 de 1978 se establecieron lineamientos para conceptualizar los diferentes niveles educativos, formulándose los currículos de preescolar, básica primaria, básica secundaria y media vocacional. El contenido principal en el preescolar y la  primaria fue la psicomotricidad, las funciones perceptivo motoras, la gimnasia infantil y las cualidades físicas. En secundaria, los contenidos correspondían a la gimnasia, las cualidades físicas y los deportes; mientras para la enseñanza media se crea la modalidad Bachillerato en Educación Física (MEN, 2012).

Teniendo en cuenta lo anterior, la programación curricular debe estar ajustada a los fines del sistema educativo colombiano, entre otros:

1. Contribuir al desarrollo equilibrado del individuo y de la sociedad sobre la base del respeto por la vida y por los derechos humanos.

2. Estimular la formación de actitudes y hábitos que favorezcan la conservación de la salud física y mental de la persona y el uso racional del tiempo. En la educación media vocacional se focaliza la importancia de:

Afianzar el desarrollo personal, social y cultural adquirido en el nivel de educación básica.
Adquirir los conocimientos fundamentales y las habilidades y destrezas básicas, que además de prepararlo para continuar estudios superiores, lo orienten hacia un campo de trabajo.
Utilizar creativa y racionalmente el tiempo libre para el sano esparcimiento, la integración social y el fomento de la salud física y mental.
Adquirir suficientes elementos de juicio para orientar su vida y tomar decisiones responsables.

Las anteriores consideraciones dinamizadas en el aula dentro del proceso de la educación física como estructura que fundamenta y afianza la naturaleza de un sujeto consciente y comprometido con su integridad.

Se reconocen otras prácticas culturales como posibilidad de implementación en el plan de estudios; además de su aporte en las transformaciones sociales desde el reconocimiento del cuerpo y de los otros, ligados a procesos que posibiliten, básicamente, el desarrollo del país.

La Ley 934 de 2004 establece que todas las instituciones educativas del país deben incluir en sus proyectos educativos institucionales, además del plan de área de Educación Física, los proyectos pedagógicos complementarios del área.  Es necesario tener claridad que las actividades de Tiempo Libre y Jornada Complementaria ofertadas a los estudiantes obedecen a la continuación y el fortalecimiento de aquellas prácticas que el docente implementa en el área, con la finalidad de afianzar de manera intencionada aquellos asuntos relacionados con la formación de los niños y jóvenes, tales como: expresiones y técnicas motrices, valores, convivencia, estilos de vida saludables y generación de una cultura del cuidado propio, del otro y del entorno, propiciando una calidad de vida y ambientes sanos para la ciudad.

Fuente: Secretaria de Educación Municipal de Medellín
Plan de Área de Educación  Física pagina  9-13


Plan de Área de Humanidades Idioma Extranjero –Inglés-

imagen tomada de
http://www.kalinkaeduca.com/curso/ingles/
Fundamentos Lógico-Disciplinares del Área

En esta sociedad de movilidad de culturas y acceso al conocimiento, los idiomas extranjeros se convierten en una herramienta primordial para construir una representación del mundo, en un instrumento básico para la construcción de conocimiento, para llevar a cabo aprendizajes, para el manejo óptimo de las nuevas tecnologías y para el logro de una plena integración social y cultural. Así mismo, y como consecuencia del papel que desempeña en la construcción del conocimiento, el lenguaje está estrechamente vinculado a los procesos de pensamiento y al dominio de habilidades lingüísticas, las cognitivas, las motrices o relativas a la planificación y dominio del aprendizaje.

Cuando un estudiante se siente con confianza para utilizar un idioma extranjero con hablantes nativos demuestra que se pueden superar obstáculos y tomar ventaja de los conocimientos que se han adquirido. Adicionalmente, el saber un idioma extranjero es conocer otras culturas y los avances de cada país; es decir, los idiomas abren las puertas a saberes tecnológicos, científicos, sociales y académicos de todas partes del mundo.

En el contexto colombiano, la lengua materna es fundamental en el desarrollo de la competencia comunicativa y desde ahí parte el desarrollo de esta competencia en un idioma extranjero. Por lo tanto, es importante tener un currículo en lengua extranjera que promueva la comunicación, siempre teniendo en cuenta las fortalezas y limitaciones del contexto. El logro primordial es utilizar la lengua extranjera como medio para intercambiar saberes, para conocer, expresarse, opinar e identificarse o no, con la lengua extranjera, y con las normas de comportamiento lingüísticas y culturales de los lugares donde se utilice esta como medio de comunicación.

La enseñanza y el aprendizaje del inglés no pueden limitar sus quehaceres a los problemas del entorno en el que vive el estudiante, por el contario se debe enmarcar dentro de unas coordenadas de obligada referencia para el profesor de esta asignatura, donde conceptos como competencia comunicativa, aprendizaje significativo y desarrollo de competencias ciudadanas, entre otros, dejan de ser meras palabras y pasan a adquirir autenticidad al transformarse en realidad.

Partir de los temas de interés del estudiante tiene muchos aspectos positivos, entre ellos, uno de los más importantes es que brinda al profesor la oportunidad de conocer las necesidades reales de sus alumnos, dando cabida a un nuevo contexto, a los ritmos de aprendizaje, a la inclusión y a la interculturalidad.

Fuente: Secretaria de Educación Municipal de Medellín
Plan de Área de Humanidades Idioma Extranjero –Inglés- 9-10

Plan de Área de Educación Artística y Cultural

Imagen tomada de
https://www.emaze.com/@AORRCOWIC/-Educaci%C3%B3n-Art%C3%ADstica
Fundamentos Lógico-Disciplinares del Área

La propuesta de plan de área para la Educación Artística y Cultural que se presenta en este capítulo tendrá como soportes teóricos los Lineamientos curriculares para la Educación Artística (Ministerio de Educación, 2000), el Plan Nacional de Educación Artística (Ministerio de Educación, Ministerio de Cultura, 2007-2010), el documento No 16. Orientaciones pedagógicas para la Educación Artística en básica y media (Ministerio de Educación Nacional, 2010); textos que han fundamentado los desarrollos teóricos, metodológicos y estructurales del plan curricular y cuyo contenido expresa y evidencia las ideas de expertos, sumada a las voces, experiencias y consideraciones de docentes del área.

Por ello se invita y convoca a los docentes de Educación Artística y Cultural y a todos aquellos que por una u otra razón no han tenido la formación específica en este campo del saber, pero sirven el área, a la revisión de estos y así tener una panorámica general de lo que se viene proponiendo para la educación artística como área obligatoria y fundamental, aunado con los elementos de comprensión y análisis de la propuesta que se presenta; ya que si bien no se desliga de las orientaciones dadas por el Ministerio de Educación, se realizan algunos aportes significativos en los campos teórico, metodológico y estructural, producto de la reflexión de docentes que durante una década han transitado por la Red de Docentes de Educación Artística de la Escuela del Maestro de la Secretaría de Educación.

Concepción del área

Es importante la consideración de que la Educación Artística y Cultural, como área obligatoria y fundamental contemplada en la Ley 115 de 1994, cumple un papel primordial en los procesos de desarrollo y formación de ser humano, por esto su presencia en el currículo tiene validez, sobre todo cuando deja de ser percibida como un espacio recreativo o de divertimento, como el lugar donde se realizan los adornos, los decorados o las cosas “bonitas”, con “estética” como se suele decir coloquialmente, para convertirse en un espacio que incite a la reflexión, el encuentro consigo mismo, el otro, el entorno, lo otro. A través de su práctica es posible pensarse y pensar a los demás, reconocer las  potencialidades corporales, reconocerse como un individuo que interactúa, que se mueve, transforma, simboliza, crea y reconstruye. La educación artística permite la expresión del ser, de lo que acontece y permeando la vida de niños y jóvenes en el espacio de la enseñanza del área se da el encuentro de lo sensible y lo racional, del mythos y el logos, manifiestos en lenguajes artísticos, en expresiones artísticas, que no dan cuenta sólo de lo bello de la vida, sino también de aquel cúmulo de experiencias, sensaciones, emociones y pensamientos que van haciendo de cada uno un ser con humanidad propia. 

Por esto desde estaexperiencia de formación artística se hace posible la pregunta y la multiplicidad de preguntas que surgen de cada uno de los educandos, asumiendo una actitud investigativa, de cuestionamiento permanente, como una de las estrategias metodológicas; así mismo, la motivación hacia la búsqueda de la pluralidad de respuestas, teniendo como medios para sus narraciones, la expresión artística.

Fuente: Secretaria de Educación Municipal de Medellín
El Plan de Área de Educación Artística y Cultural. Páginas 9-10


jueves, 18 de mayo de 2017

Jesús el Psicoanalista

 imagen tomada de zabalaaldia.com
Jesús, es el único y verdadero analista  al que podemos
abrirle las puertas de nuestro corazón de par en par.

Solo Él tiene el pleno conocimiento de nuestra condición humana 
y permanece en silencio cuando hablamos…

Su silencio es la catarsis necesaria para liberarnos de los miedos,
de los temores, de los rencores, del orgullo, de la falta de perdón.

Solo Él puede tocarnos con sus poderosas 
y amorosas manos para calmar nuestro dolor.

Solo Él puede tomar nuestra carga y hacer más llevadero el yugo, 
o si lo preferimos, puede liberarnos plenamente de tan pesada carga.

Cuando pecamos, nos hacemos daño a nosotros mismos
y esto afecta nuestra relación con el Señor, con nosotros mismos, 
con el Espíritu Santo que mora en nosotros... se entristece nuestro interior…

Cuando pecamos, no es suficiente con pedir perdón,
es necesario guardar silencio… silenciar el exceso de palabras 
que salen de nuestros labios, pero no de nuestros corazones.

Debemos silenciarnos totalmente para tratar de escuchar
la voz de Dios, la oración se convierte así, en un dialogo sin palabras, 
se torna en una comunicación de presencias…
la presencia del Señor y tu presencia. 
La ausencia de palabras y la presencia 
de la gracia divina acariciándote y plenificándote.

Jesús, es el único y verdadero analista al que podemos
abrirle las puertas de nuestro corazón de par en par.

Imagina a Jesús que te reclina en el diván de su amor,
te mira y te escucha sin reproches y suavemente asiente
y puntea y te dice dulcemente: “vete y no vuelvas a sufrir,
y luego, ven y continua siguiéndome”

Jhoani Rave Rivera